"Su voz"
"Su voz"
 

 
Sus palabras
"Las atrevidas frases de Gloria Trevi"
"Amor, felicidad, tristeza"
"¿Qué opina Gloria Trevi de...?"
"Gloria Trevi, su primera vez en todo"
"Su voz"
Gloria Trevi... su voz
Imagen
DERECHOS IGUALES A PADRES E HIJOS
"Los jóvenes deben tener los mismos derechos que un ciudadano mayor de edad. ¿Por qué? Ejemplos hay muchos. Los chavos que trabajan y no les pagan un salario justo ni les dan prestaciones, es uno. Siempre el mismo pretexto: son menores de edad.

¿Y el derecho a disentir? De repente no te sientes bien en donde vives porque eres maltratado. Deberías tener la libertad de irte. ¿Por qué si tus padres no te quieren y te corren de la casa, a los 16 ó 17 años, no hay un castigo para ellos? Te corrieron y ya. Pero si te vas, y hacen berrinche, te pueden meter a la cárcel. ¡Tus padres! No todos, claro. Sólo aquellos que no supieron educar con libertad.

Siempre he creído que los hijos deben respetar a los padres, pero también deben hacerlo los padres con los hijos. Yo hice una canción que fue muy criticada: Hoy me iré de casa. Mucha gente dijo: 'Incita a los jóvenes a que se vayan de su casa'. No es cierto.

Si tienes una familia donde hay suficiente comunicación, no querrás irte. Pero si estás en un lugar donde no vales, nadie te escucha, sin derechos, nada más con obligaciones, llegará un momento en que pase lo que pase, esté o no mi canción, tú vas a decir: 'Chao'.

La familia mexicana es una de las más unidas del mundo. De acuerdo. Sin embargo, hay cosas que ya no son como antes. La sociedad es diferente. Si no acomodas a la realidad estos cambios, la familia va a sufrir una desintegración. Esto es una realidad."


EDAD PENAL A LOS 16 AÑOS
"Estoy a favor de que disminuya la edad penal de 18 a 16 años. Entonces los jóvenes ya saben qué es bueno y qué es malo. No es la mayoría, de acuerdo, pero si un chavo de 16 años mata a alguien o roba, sabe per-fec-ta-men-te lo que hace.

También pienso sería muy bueno que pudieran votar. En este país los jóvenes tienen que trabajar en la calle: venden chicles, juegan con pelotas, limpian parabrisas... Son una parte activa de la economía nacional. Y vivimos en una sociedad donde sufren muchos abusos de parte de algunos adultos. De repente te enteras de jóvenes golpeados por sus padres en sus casas.

Claro que antes de modificar la ley, se debe preguntar a los chavos qué piensan. ¡No quieran poner nada más el castigo! Que les den todos sus derechos: mejores salarios, no al maltrato familiar, prestaciones laborales, más libertad y oportunidades. Y también la penalización. Que sepan qué puede suceder si hacen tal o cual cosa.

Aparte, cuando un joven quiere hacer algo y se le pone, ¡sáqueselo! Si desea casarse, ¿puedes hacerlo cambiar de opinión? Vienen broncas familiares, discusiones, y al final los padres dicen: '¡Cásate! ¡Ya!' Sería mejor que hubiera un diálogo y una libertad. A los 16 años ya piensas y puedes elegir. Habrá chavos que no, pero, bueno, los hay de 18, de 30, que no han madurado y tienen mayoría de edad. Y hay jóvenes de 15 años más concientes que muchos adultos".

SEXO IGUAL A PROHIBICION
"La sexualidad es un elemento fundamental para la vida. Tiene estrecha relación con nuestra energía, bienestar físico y mental y los ideales de realización. Sin embargo, es la que más provoca prohibiciones de diversa índole: personal, escolar, laboral. Lo sorprendente no es qué nos prohíben de la sexualidad, sino que a pesar de todas las restricciones, prejuicios y limitaciones, seamos capaces de llegar a la edad adulta sin darnos un tiro por los desequilibrios que produce tanta represión.

En nuestra sociedad y especialmente en México, se pretende negar la sexualidad infantil y juvenil. Se quiere abolir del vocabulario palabras como aborto, condones, partillas anticonceptivas, en un infructuoso esfuerzo por manipular, controlar y reprimir a las nuevas generaciones en su avance hacia la modernidad, al grado de que sexo pasa a ser sinónimo de represión.

Tratar de impedir, casi en el siglo XXI, que los niños reciban una información justa y sincera acerca de su propia sexualidad, el uso de métodos anticonceptivos -qué no sean únicamente los 'naturales' o permitidos por la Divinidad-, o la legalización del aborto bajo circunstancias y en condiciones reguladas, viene a ser punto menos que risible"

"El gran abismo que vemos entre pretensiones y realidad, prohibiciones y hechos, planes y resultados, se debe quizá a la hipocresía con que la mayoría de los medios de comunicación y la sociedad misma abordan la problemática. Basta prender 10 minutos la TV para observar que, tanto en los argumentos de los programas como en los anuncios, el tema dominante es la exposición de los atributos físicos y sexuales, la utilización de los mensajes relacionados con el sexo y la utilización de modelos cada vez más jóvenes y en muchos casos preadolescentes.

No debe haber tantos secretos. Yo recuerdo que de chica, mi abuelita me decía que sí hacía el amor antes del matrimonio me iba a quedar coja, que se me iba a romper la columna vertebral. Yo me lo creí. Cada vez que veía un cojo pensaba: '¡Ay!, ¿qué pasó aquí?'.

Lo mejor es mantener una comunicación amplia. Explicar: 'El sexo es riquísimo y se siente muy padre; pero aguas, m'hijita, si te enamoras del chavo -porque después de un tiempo ¡claro que te clavas más!-, puede suceder esto y esto'. No hay bronca. Pero que tengas la confianza de platicar a tu mamá: 'Fíjate, me besó mi chavo', y ya. Tener la comunicación no nada más en el sexo, sino en todos los sentidos. Yo creo mucho en eso.

Lo mismo debería pasar entre los padres. Que vieran todos los días como si fuera el primero de cuando se casaron. Mira, yo recuerdo que mi bisabuelita contaba una anécdota de su papá. Cuando él compraba una sandía, cortaba el corazón y se lo repartía entre sus 17 hijos y él. ¡Qué bonito! Lo ideal es que pudiéramos conservar un espíritu así y preocuparnos siempre de los detalles".
SOY UNA MUJER DE SENTIMIENTOS
"Soy femenina, pero feminista. Defiendo mucho a la mujer, pero nunca educaría a un hijo varón diciéndole: 'La mujer es más que tú', No, Hay que tener respeto para ambos sexos. Y el que esté mejor capacitado de los dos para llevar el pan de cada día a la casa, que se dedique a trabajar. ¿En qué se nota que soy femenina? En mi pelo largo y en lo sentimental. Fíjate, yo tengo un gran defecto, o no sé: cuando ando con alguien no me gusta nadie más. Soy muy leal. Creo en lo que hago y en lo que quiero. Trato de demostrarlo en todo. Tengo un representante que desde el principio confío en mí. No lo cambio. Lo mismo con mi mamá. Mi padre podrá casarse 20 veces, pero yo tengo una madre. Me caerán mejor las otras, podré conversar mejor con ellas, pero mi madre es mi madre.

Tengo límites al igual que otros. No me gusta hacerle daño a nadie, ni a mí misma. Pese a lo que dicen, no ingiero drogas, ni alcohol; es más, ni café tomo. Que me digan qué gente pasada o borracha se puede subir, como yo, sobre los amplificadores a varios metros de altura y no caer.

Detesto mentir, hacer cosas negativas o meter zancadillas a los demás. En mis canciones no digo:'Ay, qué chido estuvo mi viaje'. No. Cuando saqué mi primer calendario me criticaron mucho: 'Gloria, tu carrera, acabaste con ella'. ¿Y sabes qué? Yo lo saqué. Así como los hombres te piden una prueba de amor, yo se la pedí al público. Si después de esto me siguen queriendo, qué bueno. Lo importante es arriesgar siempre.

Soy una persona de sentimientos. Todos mis discos son diferentes y reflejan mis estados de ánimo. E segundo, Mi ángel de la guarda, fue hasta cierto punto muy duro; tiene canciones que fueron vetadas en la radio. El tercero fue más suave. ¿Por qué? Así lo sentí. Tenía el ánimo de hacer Me siento tan sola, Zapatos viejos o Con los ojos cerrados.

El de Más turbada que nunca, haz de cuenta que fue saliendo. A la hora que estábamos grabando llegó la compositora de Madre, y decía que nunca iban a tocarla. Le dije: 'A ver, enséñamela', y mira cuánto se ha hablado de esa canción.

No me interesa hacer lo mismo y repetir y repetir al público: 'Como un popal sin lo baboso... y el baboso eres tú'. También hay temas para cantar letras románticas y originales, como la de El recuento de los daños. ¡El amor puede ser tratado de tantas formas! El día que las cosas no me salgan del corazón, dejaré de hacerlas. Yo empecé desde abajo y siempre he tenido muy claro lo que Dios me ha dado. Me gusta el dinero, sí, pero también gastarlo. Me encantan los conciertos. Por eso siempre canto en vivo, sin pistas, para transmitir a la gente este sentimiento".